lunes, 22 de septiembre de 2014

Bienvenido Otoño!!!

Si señores! Si es mi estación favorita, supongo que ser merecía un post.

A estas alturas del año (o para ser exactos, hace ya unas cuantas semanas) empiezan las lamentaciones sobre el fin del verano, la vuelta al cole, el fin de las vacaciones, el cambio de temporada, el abrigo...y otras mil cosas que trae consigo el otoño y que a mi, ya ves, me encantan!

Vale, sí, soy positiva por naturaleza, pero no es eso! Siempre me gustaron las estaciones de frío...quizá por sacar el lado bueno de haber nacido en el norte de España...digamos que a veces, no te queda otra! Los días de sol son contados en mi tierra y, o cambias el chip y te amoldas a lo que hay, o te vas a vivir al sur, cosa que, al menos de momento, no entra en mis planes.

Aquí no hay veranos de altas temperaturas, cielos despejados y tirantes por la noche. Aquí puedes salir con paraguas por la mañana y volver con la cesta de la playa a última hora de la tarde o viceversa. No te molestes en hacer planes con demasiada antelación (entiéndase, más de 24 horas) porque si pensabas ir de playa puede que tengas que meterte en un centro comercial, así de claro. Al hombre del tiempo le volvemos loco! (así es que no da una el pobre...)

El caso es que cada año que pasa disfruto más del verano. En los últimos años  he descubierto playas desiertas, calas y rincones donde no tienes que pegar tu toalla a la de nadie para ganarte un hueco en la arena y eso me gusta. Pero aún asi, no me importa que se termine. Cada época del año tiene su lado bueno y mi querido Otoño no iba a ser menos.





Una de las cosas queme gustan es que no es un cambio brusco. Es una estación de "transición" como la primavera, que te va avisando de lo que viene, pero sin grandes sustos. Los días se acortan, las temperaturas bajan de forma notable, pero llevadera, los árboles y plantas cambian de color (cosa que me fascina sobremanera), las calles se llenan de hojas, se ven los primeros abrigos...calentitos, sí, pero todavía ligeros, las botas, los "foulards"...para los guantes, bufandas y gorros aún quedan unas semanas, pero ya puedes ir añadiendo a tu Wishlist aquellos tan bonitos que viste en un escaparate.

Las pieles se vuelven blancas y ya no todo nos favorece, es cierto...parece que todo luce más sobre una piel bronceada, pero y  qué? Tampoco enseñamos tanto, no? A partir de ahora enseñaremos muchos menos centímetros cuadrados de "carne", así que igualmente no nos servirá de mucho ese tono dorado bajo capas y capas de ropa.

Las tardes de domingo se viven en casa. Sofá/Manta/Peli son un trinomio que no falla. (Sofá/Manta/Libro tampoco falla...pero tiene que gustarte leer!). Si tienes hijos tal vez cambies la casa por el centro comercial más grande de tu ciudad...por aquello de evitar estrangulamientos espontáneos...no debe ser fácil para un niño permanecer encerrado más de seis horas entre cuatro paredes, ni para un padre pegarse un maratón de Pocoyós, Doras y DoctorasJuguetes sin la ayuda de tranquilizantes que amortigüen el golpe (no puede uno medicarse cuando tiene niños a su cuidado).

Si no llueve, salir a pasear es un plan perfecto. Otra ventaja de las estaciones de "transición". Todo cambia de color y en Otoño, para mi gusto, es cuando más bonita está la naturaleza. Esa mezcla de naranjas, dorados y ocres es un regalo para la vista y si tienes cerca un parque o una zona boscosa no deberías perdértelo.





Otra ventaja que tiene para mí el Otoño es que soy muy de bebidas calientes. Café, chocolate, infusiones...me velven loca y en verano no siempre apetecen, así que cuando bajo a trabajar suelo llevar mi ebook en el bolso por si al salir, ya de vuelta a casa, me apetece acomodarme en el sofá de la esquina de mi cafetería favorita con una taza de capuccino en una mano y mi Kindle en la otra. Pocos momentos disfruto más que esos, así que es algo que hago muy a menudo.

Por estas y por otras muchas razones, soy una amante del Otoño y le doy la bienvenida con los brazos abiertos, igual que haré en su día con el Invierno.

Y a vosotros, os gusta el Otoño?

Qué soléis hacer en esta época?

Habéis pensado en aficionaros a la lectura para pasar las horas muertas???

Espero vuestros comentarios y me despido HASTA PRONTO!!!































No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada